PROBLEMAS.CL en Caso Lidia Fuentes

2000 - condor bus - tur bus - panorâmico dd - terminal sur - bbsx34 - rengo

Lidia Ortiz es una mujer oriunda de Valparaíso quien el 5 de agosto de 2012, compró un pasaje en promoción para hacer un viaje rutinario de Santiago a Valparaíso en la empresa Cóndor Bus. Esta mujer no se imaginó nunca el mal momento que viviría en el interior del bus, ya que acusa al auxiliar del bus Pedro Llanquileo Neguey y al chofer Alfredo Parada Bascuñán de haberla discriminado por usar su bastón que, permite movilizarse con mayor seguridad y su sobrepeso. 

Lidia relata que, “esa noche le pidió al auxiliar que parara en la intersección de colón con Valparaíso, debido a su problema para desplazarse” a lo que le respondió, “como era posible que pagara $1000, con el exceso de peso, no le da vergüenza”, Lidia no hizo más que romper en llanto, cuando en ese momento el chofer detuvo la máquina y como si no fuera poco, indica ¿quién es el que hace tanto escándalo?, usted está acostumbrada a viajar en este bus y ahora paga $1000, no le da vergüenza con su peso.

El abogado de Problemas.cl Eduardo Arévalo se hzo cargo y acompañada de Lidia y su marido presentaron una demanda en el Juzgado de Policía Local de Pudahuel, apelando sólo a la Ley del Consumidor. Esta demanda buscaba que la empresa Cóndor Bus pagara por los daños morales y patrimoniales que le ocasionaron a Lidia.

En solicitud de don Eduardo Arévalo junto a Lidia Ortiz, se pidió a quienes se encontraban al interior del bus esa noche fueran testigos del episodio y pudieron hacer llegar sus testimonios a través de la web www.problemas.cl, sitio clave en donde se recopilaron todos los antecedentes necesarios para enfrentar el caso.

Finalmente, el Juzgado de Policía Local de Pudahuel después de ver los argumentos de las dos partes, desestimó los testimonios contra la mujer y la situación de la empresa se vio agravada al comprobarse la discriminación que sufrió Lidia por parte de los trabajadores. Es por esta razón que la empresa tuvo que pagar 3 millones de pesos a Lidia por la discriminación y el mal rato que pasó arriba del bus.